UNFPA trabaja por la protección de las mujeres ante la violencia de género en los albergues

6 Octubre 2016

ECUADOR – La resiliencia de las mujeres sobrevivientes al terremoto del 16 de Abril de 2016, que conviven en los albergues de Manabí y Esmeraldas, depende de acciones oportunas que las protejan de la violencia. Por este motivo el Fondo de Población de las Naciones Unidas organizó más de 30 talleres de sensibilización sobre prevención y respuesta de la violencia basada en género (VBG) en los albergues y sobre la Norma Técnica de Atención Integral en Violencia de Género. Estos talleres fueron dirigidos a más de 430 mujeres y 150 funcionarios/as públicos.

El objetivo de estos talleres es sensibilizar a las mujeres albergadas y a funcionarios públicos en la prevención y respuesta ante la violencia. Adita Jácome, facilitadora del UNFPA, resalta: “lo más importante es que las mujeres y adolescentes conozcan sus derechos y los mecanismos de prevención de VBG; y que los funcionarios operen una ruta de resolución de estos casos dentro de los albergues; así, las mujeres, adolescentes, niñas y niños podrán reportar las situaciones de violencia a las instancias competentes, quienes darán acompañamiento en el proceso de recuperación”.

En situaciones de emergencia las mujeres, adolescentes, niñas y niños son mucho más vulnerables a los actos de violencia y tienen menos medios de protección; por este motivo, el UNFPA, a partir del mes de mayo ha entregado también 1000 Kits de protección durante los talleres, los mismos que contienen: candado, linterna, material informativo para prevenir violencia de género, silbato y condón masculino. Nathaly Ríos, una adolescente que asistió al taller, señala que “este kit es un paro a la violencia, si en algún momento nos vemos acosados nos sirve para decir no”.

Los talleres se dirigieron a dos sectores: mujeres, adolescentes y jóvenes; y a funcionarios públicos del sector: Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Ministerio de Inclusión Económica y Social, Ministerio de Salud  Pública y otras instituciones y organizaciones que se encuentran laborando en los albergues. Además se capacitó a las mujeres que conforman el Movimiento de Mujeres Portoviejo MMP, las presidentas de las Juntas Parroquiales de Crucita y de Río Chico, y delegados de la Secretaría de Gestión de Riesgos, y del Comité de Salud del Albergue del Ex Aeropuerto de Portoviejo.

Este tipo de acciones aportan a la protección, reducción del riesgo de VBG y promueven la reconstrucción y recuperación de la vida de las personas afectadas.