Salud sexual y reproductiva y derechos reproductivos

Para hacer posible el acceso universal a la salud reproductiva para el 2015, como lo estipulan los ODM, el Plan de Acción refuerza la promoción, protección y cumplimiento de los derechos reproductivos de las parejas y los individuos a través de políticas, programas y servicios de alta calidad.Para ello, las estrategias se centran en varios puntos:

  • El fortalecimiento de las capacidades nacionales en el aseguramiento de insumos para la salud reproductiva así como para la prevención del VIH.
  • Incremento del conocimiento de los derechos reproductivos -en particular entre las mujeres, los jóvenes, las personas desplazadas, los migrantes, las personas con discapacidad o viviendo con VIH-; así como de la demanda de servicios de salud reproductiva de calidad, atendidos por personal capacitado, con elementos para enfrentar emergencias obstétricas y con un enfoque de derechos humanos y sensibilidad cultural -especialmente en el caso de comunidades indígenas, poblaciones vulnerables y grupos afectados por la muerte materna.
  • Atención adecuada y oportuna en el caso de emergencias humanitarias que tome en cuenta las necesidades de salud reproductiva y de prevención de VIH e ITS, así como atención a las situaciones de violencia de género y violencia sexual.
  • La mejora de los servicios de prevención de VIH e ITS, particularmente entre mujeres, jóvenes y grupos marginados.
  • La atención de las necesidades y derechos reproductivos de los jóvenes, a través de información, consejería y servicios amigables; y de educación de la sexualidad integral entre adolescentes y jóvenes escolarizados y no escolarizados.

Todo ello apoyado por:

  • La generación y utilización de información y herramientas basadas en investigación y evidencia.
  • La consolidación y reproducción de prácticas exitosas.
  • Las alianzas entre los diferentes actores nacionales e internacionales.
  • Identificación de obstáculos, diálogo y generación de redes de advocacy.
  • La promoción de inversión y fortalecimiento de capacidades.

Población y desarrollo

Se tiene por objetivo, fortalecer las capacidades para tomar en cuenta e integrar la dinámica poblacional -a nivel nacional, subnacional y sectorial- en las políticas, programas y esquemas de inversión para abatir la pobreza.

Las acciones se centran en:

  • El aprovechamiento del bono demográfico, con énfasis en la atención a los derechos y necesidades de los jóvenes y el impacto del envejecimiento.
  • Las inequidades basadas en la edad, discapacidad, el origen étnico, el género u otros factores.
  • La migración, la urbanización y la reducción de la pobreza.

Su aplicación se basa en alianzas entre los sectores gubernamentales, académicos, internacionales y de la sociedad civil, en la cooperación Sur-Sur, advocacy y la sistematización de buenas prácticas. Así como en la capacitación en metodologías innovadoras y el fortalecimiento, mejora y estandarización de herramientas clave para conocer con mayor amplitud y entender las dinámicas poblacionales.

Derechos humanos e igualdad de género

En esta área, se busca favorecer la integración de la equidad de género y los derechos reproductivos en el desarrollo de políticas, programas, esquemas de inversión y planes de contingencia, a nivel regional, subregional y nacional; el fortalecimiento de mecanismos que aseguren su cumplimiento; la vinculación entre los derechos reproductivos, el empoderamiento económico de las mujeres y la reducción de la pobreza; y la atención, prevención y acceso a la justicia -con un enfoque integral- de la violencia sexual y basada en el género.

El trabajo comprende:

  • El fortalecimiento de la labor de advocacy a través de amplias redes y la creación de observatorios que permitan monitorear los avances en el área y el cumplimiento de acuerdos y convenios internacionales.
  • La creación y promoción de estrategias basadas en los derechos y con enfoque de sensibilidad cultural.
  • El fomento de la mayor participación de los hombres -adolescentes, jóvenes y adultos- en la salud sexual y reproductiva al igual que en la prevención del VIH y de la violencia basada en el género.
  • La generación y sistematización de información que permita entender mejor aspectos como los derechos humanos y las poblaciones migrantes o la magnitud de la violencia basada en el género.