Usted está aquí

Salud sexual y reproductiva

Su propósito es lograr que todas las personas tengan la capacidad de decidir cuándo y cuántos hijos/as tener, a tener embarazos seguros y a desarrollar su sexualidad libremente y sin violencia.

 

Sus estrategias están destinadas a:

  • Desarrollar e implementar políticas y normativas de salud sexual y reproductiva.
  • Mejorar el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva integrales, en contextos de desarrollo y humanitarios.
  • Mejorar la oferta y demanda de métodos anticonceptivos modernos.
  • Mejorar la salud materna y neonatal, priorizando el acceso a servicios interculturales, redes de cuidado obstétricos y neonatales de emergencia y planificación familiar.
  • Prevenir el embarazo en adolescentes, el VIH y la violencia basada en género.
  • Implementar la  educación integral de la sexualidad.
  • Fortalecer organizaciones de mujeres, adolescentes, jóvenes y personas con discapacidad para incrementar la demanda y abogacía de los derechos sexuales y reproductivos
  • El éxito de este componente se traduce en la reducción de embarazos no intencionados, abortos, complicaciones obstétricas y muertes maternas, contribuyendo a los resultados transformadores de UNFPA.

  • Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018, Estudios de Costos de Omisión en salud sexual y reproductiva e Impacto del Embarazo en Adolescentes.
  • Plan Nacional de salud sexual y reproductiva para el Sistema Nacional de Salud, y Política Intersectorial de Prevención de Embarazo en Niñas y Adolescentes.
  • Disponibilidad asegurada de métodos anticonceptivos modernos. 
  • Fortalecimiento de capacidades institucionales nacionales para servicios de salud sexual y reproductiva integral, servicios de salud materna y atención del parto con pertinencia intercultural.
  • Asistencia Técnica al Ministerio de Salud Pública para la continuidad de los servicios de salud sexual y reproductiva, incluido el abordaje integral de VIH, en el contexto de la pandemia.

 

El cantón Putumayo ubicado en Sucumbíos y separado de Colombia por el río Putumayo, se encuentran más de 20 comunidades de la nacionalidad Kichwa. UNFPA, apoya al Ministerio de Salud Pública, y a las comunidades indígenas, para garantizar un acceso equitativo a los servicios de salud sexual y reproductiva.

Equipó la sala de parto de Puerto el Carmen para atención con pertinencia intercultural y brindó asistencia técnica para la conformación de la red de cuidado obstétrico y neonatal esencial comunitario. Entregó radios y un bote ambulancia. Además se realizan periódicamente simulacros de atención a emergencias obstétricas y neonatales. Todas estas acciones contribuyen a garantizar  la vida y la salud de las mujeres y de sus hijos e hijas.