Respuesta Humanitaria

El UNFPA, conjuntamente con otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, instituciones gubernamentales y ONGs, desarrolla programas, planes y procedimientos que permiten responder a la preparación y asistencia humanitaria a fin de que se garantice la atención en Salud Sexual, Salud Reproductiva (SS y SR), Violencia Basada en Género (VBG) y la Igualdad de Género y que se cuente con las capacidades para el manejo de datos sociodemográficos en emergencias.

El UNFPA, conjuntamente con otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, instituciones gubernamentales y ONGs, desarrolla programas, planes y procedimientos que permiten responder a la preparación y asistencia humanitaria a fin de que se garantice la atención en Salud Sexual, Salud Reproductiva (SS y SR), Violencia Basada en Género (VBG) y la Igualdad de Género y que se cuente con las capacidades para el manejo de datos sociodemográficos en emergencias. Tiene la responsabilidad de intervenir antes, durante, y en la etapa de recuperación de una emergencia, así como en situaciones de emergencia crónica como en los campos de refugiados o de desplazados. La respuesta humanitaria del UNFPA a situaciones de emergencia consiste en:

Proporcionar respuestas a las necesidades básicas en contextos de emergencia, brinda el apoyo a los países de la región, a fin de que fortalezcan las capacidades y mecanismos para garantizar la seguridad y salud, en especial, mujeres, adolescentes y jóvenes. 

Trabajar en colaboración con las autoridades nacionales y locales y los actores humanitarios para dirigir los mecanismos de coordinación de VBG, establecer y fortalecer los sistemas nacionales y garantizar servicios accesibles, confidenciales y apropiados para los/as sobrevivientes de VBG. A nivel mundial. UNFPA con UNICEF tienen un mandato específico para co-liderar el Área VBG en  situaciones humanitarias y de emergencia, la cual será asumida completamente por UNFPA a partir del 2017.

Entregar kits culturalmente sensibles, diseñados en conjunto con las comunidades afectadas, principalmente las mujeres, para salvaguardar y proteger su dignidad y dar cobertura a sus necesidades básicas tras una emergencia.

Brindar asistencia técnica a las instituciones del Estado y Organizaciones Sociales para el manejo del Paquete Mínimo de Servicios de Salud Sexual y Salud Reproductiva (PIMS). En una situación de desastre, las mujeres siguen quedando embarazadas y dando a luz, UNFPA contribuye a mejorar todos los aspectos relacionados a la salud materna, proteger a las mujeres, niñas y adolescentes contra la violencia sexual y prevenir las infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH.

Establecer redes de expertos para el despliegue rápido de asistencia técnica; desarrollar las capacidades operativas y técnicas de socios y contrapartes; desarrollar la capacidad nacional en la preparación ante emergencias; asegurar la capacidad técnica en temas vinculados a la demografía, la SS y SR y el género para su inclusión en la respuesta ante emergencias.

Trabajar con los y las Jóvenes y Adolescentes, que son afectados por las emergencias de forma diferenciada. La falta de protección y apoyo familiar y comunitario, hace que la juventud y adolescencia se vuelva más vulnerable a la VBG, abuso sexual y explotación, así como a infecciones de transmisión sexual y el VIH.  El UNFPA colabora a direccionar las necesidades específicas de los y las jóvenes y adolescentes en crisis y establece alianzas para involucrarlos en respuesta a emergencias.

UNFPA mantiene siempre los principios de imparcialidad y neutralidad en las intervenciones humanitarias adoptando el principio “Do no harm-No hacer daño”.