Noticias

10 cosas que no sabías acerca de la población de América Latina y el Caribe

10 Abril 2015

La región de América Latina y el Caribe hace eco de la importancia que tienen los datos en la toma de decisiones a nivel mundial, especialmente durante esta semana, en la que se lleva a cabo la cuadragésima octava reunión de la Comisión sobre Población y Desarrollo.

Una agenda de desarrollo sostenible para nuestro futuro reforzará, fortalecerá y elevará los principios básicos de los derechos humanos y la igualdad; dará visibilidad y viabilidad a las juventudes; posicionará la dinámica de población y colocará un gran énfasis en los derechos de las mujeres y las niñas, y defenderá su salud y sus derechos sexuales y reproductivos.

A continuación, presentamos 10 datos que reflejan el pulso de América Latina y el Caribe. Más que un recuento de cifras, estos indicadores nos enseñan el camino, junto a metas medibles que nos permitirán vivir en un mundo más justo, en el que las necesidades y derechos de todo ser humano se vean realizados.

  1. Se estima que la población total de América Latina y el Caribe superará en el 2015, los 630 millones de personas, aproximadamente el 8.6% de la población mundial, a pesar de que la región ocupa el 13.5% de la superficie del planeta.
  2. América Latina y el Caribe es una región joven, en  la que el promedio de edad es de 29 años y medio, muy similar al promedio mundial.
  3. Con una población de más de 160 millones de adolescentes y jóvenes (15-29 años) en América Latina y el Caribe, la inversión en juventud, especialmente en mujeres adolescentes, es una de las más acertadas acciones que un país puede realizar, ya que la juventud de hoy tiene la capacidad para fortalecer el tejido social y crear un futuro sostenible.
  4. La distribución poblacional es predominantemente urbana y se estima que actualmente el 80% de la población de la región reside en ciudades.
  5. La pobreza afecta a casi un tercio de la población joven de la región. Un 27.3% de las y los jóvenes de 15 a 24 años se encuentra en la pobreza y casi un 10% en la indigencia. La pobreza juvenil en el área rural es de más del 41% respecto al 23% de las zonas urbanas.
  6. La región vive un momento en el que la proporción de personas entre 15 y 60 años (población independiente) crece de manera sostenida, en relación con la de personas menores de 15 y mayores de 60 años. Esta etapa de transición coloca a la región en el momento de la llamada ventana demográfica de oportunidades, donde el porcentaje de población en edad de trabajar y producir es algo más que el doble que la población dependiente  (50.9% de tasa de dependencia global).
  7. La mortalidad materna en América Latina y el Caribe se ubica entre las tres primeras causas de muerte en las adolescentes entre 15 y 19 años.
  8. La región de Latinoamérica y el Caribe ha tenido una reducción en la razón de mortalidad materna en un 40% desde 1990, cuando mostraba una RMM en  130 muertes maternas por 100,000 nacidos vivos, y en el 2013 con 77 por 100,000 nacidos vivos.
  9. En América Latina se cree que el número anual de abortos inseguros entre las adolescentes de 15 a 19 años, alcanza un número de 670 mil. La tasa de las adolescentes embarazadas (15 a 19 años) de la región sólo es superada por África y es mucho mayor que el promedio mundial. Uno de cada 5 partos en la región correspondió a mujeres menores de 20 años de edad.
  10. El 4.0% de la población de América Latina y el Caribe ha emigrado, destacando los países del caribe como Guyana con el 49.2%, El Salvador con 22.9% y Trinidad y Tobago con 22.4%.

Cada día vemos que los datos, como un poderoso protector de la igualdad y los derechos humanos, cobran mayor importancia en la agenda de cada país. Colectivamente, la región enfrenta grandes desafíos. Por ello, el UNFPA continuará trabajando con las partes interesadas del sector público y privado y con el sistema multilateral a nivel regional y global, para apoyar a los actores estatales y no estatales a utilizar los datos con el fin de informar sobre las políticas e intervenciones encaminadas a reducir las desigualdades.  En la medida en que se impulse la inversión y creación de oportunidades, principalmente para las mujeres y la juventud, veremos grandes cambios que favorecerán el panorama de la región.